Kia Rio 1.5 CRDi (JB)

Kia Rio 1.5 CRDi

  • Fecha: Diciembre de 2005
  • Unidades probadas: Rio (JB) 5p EX2
  • Motorización: 1.5 CRDi (U VGT 110 CV) – Diesel
  • Calificación: 4/5
  • EuroNCAP: 4/5, 29 puntos (ver informe completo)

Tan sorprendente como barato

El nuevo Kia Rio -generación JB- es un modelo encaminado a ser un éxito de ventas. Por poco más de 14.000 euros nos hacemos con todo un diesel de 110 caballos muy bien equipado y con una dotación de seguridad que está por encima de sus rivales. Nuestra futura elección de coche puede cambiar si nos ponemos al volante del Rio.

Buscar unidades de ocasión de Kia Rio

Exterior

El nombre “Rio” no es nuevo, Kia comercializó un turismo con ese nombre, bastante diferente a éste (generación DC). El modelo previo era un compacto con pinta de familiar (en versión 5 puertas) o un sedán 4 puertas, no se distinguía si era de un segmento o de otro, como si estuviese en tierra de nadie. Para ponerle solución a este “inconveniente”, el fabricante coreano ha cambiado al Rio para establecerlo mejor en un segmento concreto, el B.

Actualmente se comercializa en 4 y 5 puertas, siendo esta última la protagonista de nuestro análisis. Ahora hace gala de un diseño moderno y atractivo, llantas de aleación y faros antiniebla (en acabado EX2). La longitud está ajustada a 4 metros de largo, sufriendo un recorte de maletero respecto al modelo anterior, pero con una buena capacidad si comparamos con sus rivales, 270 litros si no abatimos los asientos. Su ampliación a lo ancho proporciona un interior más amplio que el del modelo precedente.

Kia Rio 1.5 CRDi

Interior

No es de esperar tener un interior bien acabado en un coche de este precio, pero la realidad es diferente. Si no tenemos en cuenta el tacto de determinados plásticos o el reglaje del asiento del conductor (que no termina de convencer), por dentro está bien hecho. No se trata de un habitáculo entristecido ni soso, hay variedad de tonalidades en colores claros y diferentes materiales. Con el acabado EX2, el volante está forrado en cuero, muy agradable al tacto -aunque resbala un poquito- así como el pomo del cambio.

Los mandos destacan por su sencillez de manejo y por su buena disposición. Nos habría gustado que el volante dispusiese de mandos para el equipo de sonido -cuyas teclas son un poco pequeñas- o que el control del ordenador de a bordo (echamos de menos el económetro instantáneo) se realizase con la palanca izquierda de las luces, como en la mayoría de modelos actuales. En su lugar, se acciona con un botón algo oculto tras el volante (ver foto).

El puesto de conducción es satisfactorio por la posición, la disposición de los mandos de la consola central orientado hacia el conductor, el apoyo para el brazo y los huecos portaobjetos a mano. El volante podremos regularlo en altura pero no en profundidad, lo que limita nuestras opciones. En cuanto a la ergonomía, está bien resuelta y los viajes se hacen agradables. Los asientos son cómodos, la sensación de espacio es buena incluso para las piernas y además, los ocupantes delanteros pueden regular la altura del cinturón de seguridad.

En las plazas traseras viene a ser igual, aunque la sujeción lateral de los ocupantes ya no es tan buena como en la parte delantera. La plaza central tiene un respaldo un poco duro y no alberga compartimento alguno, por lo que podría mejorar para amenizar los viajes a quien lo ocupe. El carácter práctico de las puertas en esta parte del coche es discutible, ya que no permiten alojar mas que objetos pequeños. El portabebidas central entre los asientos delanteros es accesible y hay sendos revisteros.

La sonoridad del coche estaría bien resuelta si no tuviese un particular ronroneo propio de la rodadura, achacable a los neumáticos. El motor y el roce aerodinámico no son molestos incluso si no subimos mucho de los 140 Km/h, a 150-160 nos empiezan a agobiar.

Para finalizar este apartado, nos dirigimos al maletero. Su capacidad no es muy elevada, almacena 270 litros y se encuentra en la media de su segmento. Contamos con un par de huecos laterales para objetos pequeños, una pequeña red portaequipajes y una rueda de repuesto bajo el plano de carga. Para necesidades adicionales de carga, los asientos se abaten asimétricamente (relación 60/40), con lo que el volumen máximo puede subir hasta 1.145 litros.

Kia Rio 1.5 CRDi

La conducción

El motor 1.5 U es un turbodiesel con turbina de geometría variable (VGT) e inyección directa con intercambiador de calor. Entrega 110 CV de potencia máxima y un par motor de 220 Nm a 2.000 RPM. Se trata del único diésel de la gama Rio y combina múltiples virtudes. A bajas revoluciones, vibra poco y da el empuje suficiente para realizar pequeñas correcciones de velocidad sin acudir al cambio. Cuando el turbo sopla fuerte, cerca de las 2.000 RPM, empuja con fuerza hasta las 4.000 vueltas, donde comienza a desinflarse.

Su empuje progresivo y potencia le permiten realizar recuperaciones muy ágiles, como es el paso de 80 a 120 en 4ª en 8 segundos y medio o 10 y pico en 5ª. La aceleración de 0 a 100 se realiza en unos 11,5 segundos y la velocidad máxima se sitúa en 176 Km/h. Es capaz de mantener cruceros de 140 en 5ª sin rechistar, y de vez en cuando al acelerar en la salida de curva, vamos a notar algún que otro patinazo de las ruedas delanteras si pisamos fuerte. El consumo no es brillante, pero se sitúa en la media. El gasto de gasóleo baila entre 5 y 6 litros a los 100 km, lo que deja la autonomía en 750-900 km aproximadamente.

El tarado de las suspensiones resulta un tanto blando. Satisface circulando por asfaltos de media calidad o en conducción urbana sorteando los famosos “guardas dormidos”, pero se muestra insuficiente al tomar curvas rápidas, al acelerar fuerte (derrapa un poco) o manteniendo cruceros ligeritos; no es recomendable pasar de 140, no inspira mucha confianza. En virajes cerrados y apurados, el tren trasero tiene un comportamiento poco predecible, no siendo así con el delantero, que subvira y es controlable generalmente aliviando la presión sobre el acelerador. Podemos concluir que no es un coche muy adecuado para conducción rápida teniendo en cuenta la potencia que tiene.

Lamentablemente no existe ayuda electrónica alguna a la conducción (como ESP o control de tracción), ni como equipo opcional, tan sólo el ABS con sistema EBD. Afortunadamente, el sistema de frenos es adecuado, con frenos de disco delante y detrás (sin ventilar, pero un poco más grandes). Para una detención total a 120 Km/h hará falta algo más de 4 segundos -sin tener en cuenta el tiempo de reacción- o unos 60 metros. A 100 Km/h, necesita del orden de 20 metros menos y medio segundo de diferencia.

Respecto al manejo, la dirección resulta un tanto indirecta y de tacto blando, sin mucha precisión. El cambio, al contrario: los recorridos marcados dejan poco margen a la confusión. Es un coche fácil de conducir y agradable en conducción urbana por la blandura de la dirección, así como los 9,8 metros de diámetro de giro entre bordillos, lo que facilita su movilidad.

Kia Rio 1.5 CRDi

Equipamiento

Sin duda alguna, la relación equipamiento/precio favorece mucho al Rio. Existen 2 versiones; EX1 y EX2. La primera proporciona: cuatro elevalunas eléctricos, cierre centralizado con mando, dirección asistida, alarma (con inmovilizador electrónico) y la dotación completa de seguridad, entre otros elementos. El aire acondicionado es un elemento extra que cuesta 960 euros. Sumando a la factura 2.400 euros, con el nivel EX2, además tendremos climatizador automático, ordenador, llantas de aleación, retrovisores calefactados de regulación eléctrica y plegado manual, diversos embellecedores interiores y exteriores… Los extras son la pintura metalizada y la radio-CD. Existen 2 posibilidades, con MP3 y sin MP3. Nuestra unidad montaba la radio “sin”, con lector de 1 CD, ranura para musicassete y discos pequeños.

El nivel de seguridad activa y pasiva del Rio no está nada mal. Cinco cinturones de seguridad con sus correspondientes reposacabezas, ocho airbags (conductor, pasajero, laterales delanteros y cuatro de cortina) y sistema ABS/EBD. El airbag del pasajero es desconectable, los cinturones delanteros tienen pretensor pirotécnico con limitador de esfuerzo y el conductor tiene el correspondiente chivato si no se pone el cinturón. Es un modelo bastante seguro, con cuatro estrellas EuroNCAP de protección de ocupantes y tres estrellas de protección infantil.

Kia Rio 1.5 CRDi

Valoración general

A favor En contra
Motor enérgico, recuperaciones Tarado blando de suspensiones
Relación equipamiento/precio Sin ESP disponible. Elecciones limitadas de equipamiento
Elementos de seguridad comunes a EX1 y EX2 Detalles de interior. Ruidos de rodadura

A modo de resumen, si estamos planteando la compra de un coche de segmento B (Ibiza, Fiesta, Clio, Yaris…) y lo queremos diésel, el Rio va a salir más barato comparando equipamiento y potencia. Si no queremos el A/C ni los elementos del nivel EX2, un diesel de 110 CV por casi 12.000 euros es un precio estupendo. Sus rivales por ese dinero ofrecen sus versiones diésel más básicas o motores de gasolina que a buen seguro saldrán más caros a la larga. Si además nuestro volumen de kilómetros va a ser reducido, el Rio está accesible desde 10.000 y pico euros con motor de gasolina de 1.400 cc o un 1.600 cc con equipamiento EX2 por casi 13.000 euros.

Sin embargo algunos de sus oponentes son ciertamente más estables o tienen más posibilidades de equipamiento. En algunos modelos de última hornada, incluso más seguros, como el Fiat Punto o el Renault Clio. Llegados a este punto, toquemos el no menos importante aspecto de la fiabilidad mecánica. Kia ofrece tres años de garantía sin límite de kilometraje con asistencia y cinco años anti-corrosión. ¿Acaso no es como para pensárselo?

Características técnicas

Rio 5p 1.5 CRDi

  • Cilindrada: 1.493 cm³
  • Motor: 4 cilindros en línea transversal (110 CV)
  • Par máximo: 220 Nm CEE a 2.200 RPM
  • Peso en orden de marcha: 1.146 Kg
  • Velocidad máxima: 176 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 11,5 s
  • Transmisión: Manual de 5 velocidades
  • Consumo mixto: 4,7 l/100 km
  • Combustible: Gasóleo
  • Capacidad del depósito: 45 litros
  • Capacidad del maletero: 270-1.145 litros
  • Neumáticos: 195/55 R15

Kia Rio (JB)

Créditos: Javier Costas Franco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *